Anunciación (Lc 1, 26-38)

Anunciación (Lc 1, 26-38)

Detalle del Nacimiento napolitano de la Catedral de María InmaculadaSeñor Dios
pides permiso a María
para hacerte un débil niño
y saber así de penas
y sentir nuestros desvíos.

Te agrademos María
de aceptar el desafío
de acoger en tus entrañas
lo que el Señor te ha pedido
que a todos dará el nombre
dulce y eterno de Hijos.

Ese don que tú nos das,
sea en todos acogido

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en la web. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies