El Espíritu en la catequesis

No, no nos referimos al Espíritu en cuanto “tema” de las sesiones de catequesis, sino al Espíritu en cuanto artífice y primer actor en el proceso evangelizador de cada persona. Él es el maestro interior que mueve corazones y voluntades.

El Espíritu de Jesús actúa al mismo tiempo al margen de nuestra acción catequética y dentro de la misma. Ya sabemos que actúa donde quiere y sopla como quiere. Y también sabemos que necesita nuestra aportación, nuestras acciones, nuestros trabajos y desvelos en catequesis, aunque a veces no nos resulten satisfactorios.

Y, quizás, lo que más nos cueste sea darnos cuenta de que el Espíritu actúa también en nosotros, catequistas, y que no sabemos cómo, pero hay momentos en los que se cuela en nuestras sesiones, mueve nuestros corazones y los hace especialmente evangelizadores. Pero su labor no termina en estas ocasiones que nos regala: nos trabaja día a día y nos pone en la tesitura de ser testigos del Resucitado.

En este segundo día de Pentecostés, ¡feliz Pascua del Espíritu!

Espíritu Santo, maestro interior que mueve corazones

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en la web. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies